La importancia de poner límites a los niños

La importancia de poner límites a los niños

El día a día con niños se convierte a veces en un infierno, sobre todo cuando nuestros diablillos se ponen rebeldes y no tenemos las herramientas para lidiar con ellos. En este sentido y antes de que la cosa vaya a más y tengamos que llamar a Hermano Mayor, es fundamental poner límites a los niños para que sepan qué pueden hacer y qué no.

Antes de nada, es conveniente precisar que los padres perfectos no existen, por lo que pretender serlo será un error. Ahora bien, la inexistencia de pautas en el entorno familiar puede acarrear situaciones insostenibles. Por ello, no solo hay que poner límites a los niños, sino también saber hacerlos cumplir una vez que se pongan.

Como padres o tutores, debemos saber que en ocasiones no nos queda otra que aguantar el llanto del niño, sobre todo cuando las cosas son buenas para él, aunque nos duela ver a nuestro peque sufrir.

Estas pautas de actuación se deben poner en práctica desde el principio y no debemos olvidar que los mayores somos su ejemplo a seguir. Desde que los niños son pequeños, tenemos que tener claro qué queremos que hagan nuestros hijos y qué no. Estas normas se deben cumplir siempre y así, con la continuidad, los niños las irán aceptando. Ante todo, paciencia y no perder los papeles por mucho que te hagan rabiar. Son etapas lentas pero si desde pequeños aprenden cómo comportarse, de mayores se comportarán bien por ellos mismos.

El poder del No

Es un poder que tenemos que utilizar los padres pero que se debe utilizar en su justa medida. Es conveniente agregar otras opciones. En lugar de decir un “NO” rotundo, decir “no se puede,  así que haremos esto otro”.

El uso abusivo del no puede hacer que el niño piense que no le dejamos hacer nada y entonces crecerá su afán de no contarnos nada y hacerlo sin consultar, llegando a perder la confianza en nosotros.

Los límites son importantes porque ayudan a nuestros hijos a sentir que nos preocupamos por ellos, sobre todo cuando compartimos con ellos la razón por la cual se ponen estas pautas.

En las clases de  Cook & Play son importantes la cocina y los juegos, pero también es fundamental para nosotros inculcarles que “no todo vale”. Por ello, hacemos especial hincapié en aspectos como el compañerismo, el trabajo en equipo, el reciclaje y la limpieza después de cpcinar.  Nuestro objetivo es que los niños se sientan capaces de cualquier cosa a través de la cocina de una forma divertida y amena en la que aprenden a respetarse los unos a los otros.

Fuentes:

  1. Parenting

  2. Crece contigo

  3. Guía infantil