Trucos para que tus hijos coman pescado

Trucos para que tus hijos coman pescado

El pescado es el típico alimento que “repele” a los niños. Los primeros contactos de los peques con este ingrediente no suelen ser muy agradables y muchos generan una enemistad con los productos del mar que permanecerá durante muchos años.

Sin embargo, el pescado es un alimento fundamental, especialmente en la dieta de los niños, debido a su gran cantidad de nutrientes. Entre estos nutrientes, podemos destacar las proteínas, hierro, calcio, zinc, omega 3 y vitaminas A,D, E y del Grupo B. Por ello, es fundamental que tus hijos coman pescado con frecuencia. Aquí tienes algunos trucos que les animarán a hacerlo:

  • Implica al niño en la preparación del plato y a la hora de la compra

Pide a tus hijos que preparen contigo el pescado. Pueden colaborar ayudando a rebozarlo o aderezarlo con especias. Implicar a los niños en la cocina elimina los prejuicios que tienen sobre algunos alimentos y ayuda a que sean menos reacios a la comida. También puedes llevar a tus pequeños a la compra para que conozcan las distintas especies de pescado que hay, su aspecto, sus particularidades y propiedades.

  • Utiliza el pescado como plato principal

No les ofrezcas el pescado de segundo plato, porque puede que los niños estén saciados. Procura que el pescado sea el plato principal y acompáñalo con verduras o ensalada.

  • Cocinalo de forma original y variada

Cocina el pescado de forma diferente. Puedes rebozarlo y darle una forma divertida, o incluirlo en un bocadillo (como por ejemplo en un sandwich de atún) o combinado con otros ingredientes para camuflarlo (un guiso, un arroz, ensalada, etc.). La presentación también es importante. Los niños a menudo “comen por los ojos”, por lo que emplatar el pescado de una forma divertida lo hará más atractivo para tus peques.

  • Limpia el pescado

No hay nada más molesto que encontrarse con una espina cuando estás comiendo. Si quieres que tus niños se coman el pescado de forma gustosa, quita las espinas del pescado antes de prepararlo, o pide en la pescadería que lo limpien. Otras partes del pez también, como la piel, los ojos o la cola, también pueden disgutar a los niños.

  • Elige los pescados que más les gusten

La merluza o la pescadilla son los favoritos en el carrito de la compra de las familias con hijos. Su sabor suave provoca un rechazo menor que otras alternativas más potentes. Otros pescados que también agradan a los niños son el salmón, la lubina y el atún.

Seguro que estos consejos te ayudan a que tus peques sean más receptivos hacia el pescado. Recuerda que una dieta variada y rica en frutas, verduras y pescado es fundamental para cuidar la salud y el desarrollo de los más pequeños.

Si necesitas un poco de ayuda en este aspecto, puedes pedirnos información sobre nuestros cursos y talleres de cocina para niños, en los que los peques, además de divertirse, despiertan su interés por la cocina y los hábitos saludables. 😉

Fuentes: Es Diario y Bebés y más