Razones para cocinar en familia

Razones para cocinar en familia

Existen muchas razones para cocinar en familia. Los padres pasamos mucho tiempo trabajando y organizando las tareas del día a día. Los niños también suelen estar muy ocupados con las tareas del colegio, las actividades extraescolares y, mucho ojo, con los dispositivos móviles.

Todo esto hace que el tiempo que pasamos en familia cada vez sea más escaso y de peor calidad. Pero tranquilo, es una tendencia que podemos cambiar involucrando sencillos hábitos en nuestro día a día.

Cocinar en familia es una de las actividades que más puede contribuir a reforzar los lazos entre los miembros y, no sólo eso, también conlleva importantes beneficios para el desarrollo de los niños y niñas.

Beneficios de cocinar en familia:

  • Refuerza los lazos entre los miembros: al pasar tiempo juntos y compartir tareas, padres e hijos se compenetran y conocen mejor.
  • La cocina contribuye a la creatividad de los niños, ya que estos aplican sus ideas a la hora de crear nuevos platos y utilizar los ingredientes
  • Refuerza la autonomía de los niños, que descubren que son capaces de ocuparse de tareas importantes como la alimentación de la familia. El uso de utensilios, medidas e ingredientes también mejora otros aspectos como la motricidad.
  • Permite que todos se interesen más por las tareas del hogar. Todos se sienten más responsables, por lo que se implican más en las tareas, descargando a los padres de trabajo y haciendo que los niños sean más conscientes de la importancia de ensuciar poco y recoger más
  • Promueve los hábitos saludables. Según un experimento realizado por científicos del Centro de Investigación Nestlé en Suiza, los niños que ayudan a cocinar consumen más verduras. Esto se debe a que el acto de cocinar y manipular los ingredientes hace que despierten su interés por alimentos más saludables, por los que quizás no se habrían interesado de otro modo. Cocinar también produce un efecto motivador en los niños que los invita a comer los platos que ellos mismos han preparado.
  • Promueve el interés por la comida casera. Si los niños contribuyen a la cocina en casa, tendrán más interés por los platos que se cocinan en casa y estarán más motivados a consumirlos, porque ellos han participado en su preparación. Aprenderán también el valor del trabajo propio.
  • Refuerza la salud socio emocional. Gracias a la cocina, los niños desarrollan su capacidad para entender las emociones, expresar empatía, ser asertivos y formar relaciones positivas con padres y adultos.

¿Cómo planificarse para cocinar en familia?

Pese a que los beneficios de cocinar en familia son numerosos y muy atractivos, la falta de tiempo de los padres y también la de los propios niños, hace que a menudo sea complicado. Para conseguirlo y no morir en el intento, te recomendamos que sigas estas pautas que te ayudarán a organizarte y harán más fácil que tu objetivo de cocinar en familia se convierta en un hábito:

  • Reservar un día a la semana para cocinar juntos. ¿Tenéis un calendario familiar donde organizáis vuestras tareas o actividades? Añade “El Día de la Cocina” y pensad entre todos la receta que prepararéis cada día. Esto servirá para motivaros.
  • Invitar a los niños a colaborar con pequeñas tareas de cocina. Por ejemplo, si estás preparando la comida, tus peques pueden encargarse de cosas sencillas: preparar y organizar los ingredientes, lavar las frutas y verduras, aliñar las ensaladas…Haz que esto se convierta en un hábito y los peques adquirirán cada vez más habilidades.
  • Tener en casa utensilios especialmente pensados para los niños. Esto facilitará que puedan asumir cada vez más tareas y que garantizará su seguridad.
  • Enséñales una “especialidad” y anímales a prepararla cuando tengáis visitas o en ocasiones especiales. Puede ser un plato sencillo que siempre prepare el niño. Esto reforzará su autoestima y le ayudará a interesarse más por la cocina.
  • Regálale un libro de cocina para niños. Una idea perfecta para que tus hijos sean quienes tomen la iniciativa en la cocina y se animen con recetas especialmente pensadas para ellos.
  • Haz que la cocina sea un juego. No olvides que los niños tienen que aprender, pero también están en edad de divertirse. Si haces que cocinar sea divertido, estarán más motivados para hacerlo.

Una idea fantástica para cocinar en familia son los Tubo-kits de cocina para niños de Cook & Play. Incluyen recetas, utensilios, delantal y más sorpresas para que los niños se lo pasen en grande cocinando. Echa un vistazo a estos vídeos y mira su contenido. Puedes comprarlos en nuestra tienda online.

PIZZAS

DOUGHNUTS

GALLETAS

Cocinar en familia es un hábito muy importante por todo lo que hemos comentado anteriormente, pero también hay que tener en cuenta otros aspectos si queremos que los beneficios de esta actividad se mantengan en el tiempo:

  • Reduce la comida procesada
  • Prioriza platos saludables en tus recetas
  • Todos tienen que involucrarse en la cocina. Tanto papá como mamá, tanto los niños como las niñas. Aprovecha para potenciar la igualdad en las tareas de casa.
  • Promueve que todos en la familia practiquen ejercicio físico. El deporte es muy importante para la salud física y psicológica.