Juegos tradicionales para niños: una alternativa a las tablets

Juegos tradicionales para niños: una alternativa a las tablets

Los juegos tradicionales para niños llevan décadas (e incluso siglos) con nosotros. Pero ahora, nuestros peques los han dejado un poco de lado.¿Por qué?

Después de las navidades, todos los niños están ilusionados con sus nuevos regalos y no paran de jugar con ellos. Pero con la cuesta de enero llega también la vuelta a la rutina. Muchos de los nuevos juguetes se quedan aparcados y vuelven a tomar el protagonismo los dispositivos móviles.

Ya hemos hablado otras veces de que no es bueno que los niños y niñas pasen mucho tiempo pegados a los móviles y de formas para evitarlo. Pero nunca está de más tener alternativas lúdicas para desconectar. En este sentido, los juegos tradicionales para niños son nuestro aliado perfecto.

Estos juegos no solo son interesantes porque mantienen entretenidos a los niños y niñas, sino que también estimulan sus capacidades y les permiten interactuar con más amigos y con el entorno.

Muchos de estos juegos tradicionales tienen generaciones de historia y se juegan en muchos lugares del mundo. Busca ratos con tus hijos y adapta los juegos a vuestros gustos, inquietudes, edades y espacio. También puedes usarlos para tus celebraciones y fiestas. Allá van:

rayuela

La rayuela

Un juego de equilibrio y puntería. Perfecto para jugar al aire libre. Solo necesitas una tiza y una piedra plana. Con la tiza, dibuja un avioncito con 10 números como el de la foto de arriba. Para ganar, tendréis que lanzar la piedra para que caiga dentro de cada número. Después tendréis que recorrer el avioncito saltando a la pata coja y evitando el número en que ha caído la piedra. Cada vez hay que tirar la piedra a un número distinto hasta que se superen todos. El primero que consiga pasar todos los números, gana.

La gallinita ciega

Un juego divertido perfecto para socializar y entretenerse con amigos o familia. Necesitas un pañuelo o trozo de tela para vendar los ojos del que hace de gallinita. Después, la gallinita da unas vueltas sobre sí mismo mientras canta la canción “Gallinita ciega, que se te ha perdido una aguja y un dedal, date la vuelta y lo encontrarás”. Cuando acabe la canción, la gallinita tendrá que encontrar al resto de jugadores con las manos. El resto de jugadores no puede salir de la habitación y debe haber alguien controlando que la gallinita no se caiga ni se tropiece.

El pañuelo

Es uno de nuestros juegos preferidos. Fomenta la actividad física y el trabajo en equipo. Hacen falta al menos 5 personas (una para sujetar el pañuelo). Para jugar, se hacen dos equipos. A cada miembro del equipo se le asigna un número que estará emparejado con el rival que tenga el mismo número. Los equipos se colocan enfrentados a una distancia de al menos 20 metros. La persona que sostiene el pañuelo se coloca en medio. Cada turno, el de en medio gritará un número y los dos participantes con ese número tendrán que correr hacia el pañuelo para cogerlo antes que el rival y llevarlo junto a su equipo para ganar un punto. Si el que coge el pañuelo es pillado antes de llegar a su base, perderá el punto.

sillas musicales

El juego de las sillas

Un juego muy divertido para fiestas y reuniones. Necesitáis unas sillas y algo para reproducir música, puede ser un móvil. Hace falta una silla menos que el número de jugadores. Por ejemplo, si hay 7 jugadores, pondréis 6 sillas. La música comienza a sonar y, en un momento dado, se para. Entonces, todos tienen que sentarse en una silla. El que no consiga sentarse, quedará eliminado y se quitará una silla. ¡Ganará el último que quede…sentado!

A la zapatilla por detrás

Se colocan a los jugadores en corro sentados en el suelo. El que la ligue este estará colocado de pie fuera del corro. Los que están sentados cierran los ojos o se los tapan con las manos, y cantan esta canción:

A la zapatilla por detrás,
tris, tras.
Ni la ves, ni la verás,
tris, tras.

Mirar para arriba,
que cae una oliva.
Mirar para abajo,
que caen garbanzos.

A callar, a callar,
que el diablo va a pasar.

Mientras, el que la liga dará vueltas por detrás del corro y dejará la zapatilla en la espalda de algún jugador.

Cuando acabe la canción, todos mirarán a ver quién la tiene y este se deberá levantar para pillar al que estaba de pie. Si es rápido y lo pilla, volverá a ligarla el mismo. En caso contrario, le tocará a el que le ha dejado la zapatilla. El que es perseguido se salva si llega al sitio que está libre y se sienta antes de ser pillado.

Juegos de palmas

Son juegos que tradicionalmente se han asociado más a las niñas, pero esto son convenciones pasadas y anticuadas. Jugar a las palmas es una actividad muy entretenida tanto para niños como para niñas que fomenta la memoria. Consiste en chocar las manos creando un ritmo mientras se canta una canción. En el vídeo de arriba puedes ver algunos, pero seguro que si haces un poco de memoria, te viene a la cabeza alguno de tu infancia. 😉

La comba y el elástico

Saltar a la comba y al elástico son ejercicios muy completos para los niños y además son muy divertidos. Consiste en saltar a la comba o al elástico mientras se canta una canción. Necesitas una cuerda gruesa o un elástico (como los de costura). Aquí tienes algunas canciones para jugar al elástico y aquí otras para la comba.

Balón prisionero

Balón prisionero, mate, manchado…En cada sitio se le llama de una forma, pero este juego existe en un montón de sitios. Es ideal para jugar con grupos grandes. Se hacen dos equipos y se separan en dos “campos”. Puedes trazar una línea con una tiza o poner una tela en medio para separar los campos. Con una sola pelota los jugadores de uno y otro equipo tratarán de ”quemar” a jugadores del otro equipo lanzando la pelota para que esta los golpee sin ningún bote previo. Los jugadores quemados se colocarán detrás del equipo contrario y podrán quemar a los jugadores contrarios si la pelota llega hasta sus manos.

El escondite inglés

Este juego volvió a ganar popularidad después de que en la película El Orfanato, Belén rueda jugara a él con unos amigos un poco tenebrosos. Pero tranquilos, el juego no da nada de miedo y es súper divertido. A los niños les encanta. Para jugar, un niño debe ponerse cara a la pared diciendo:

“Un, dos tres, al escondite inglés, sin mover las manos ni los pies”.

Mientras, el resto de jugadores deben tratar de avanzar hacia la pared y tocarla para ganar, pero el “guardián”, una vez que termina de contar, debe darse la vuelta y, si ve a algún jugador moviéndose, este debe retroceder y volver hasta el inicio para empezar su avance.


Ventajas de los juegos tradicionales para niños

Los juegos tradicionales tienen un montón de ventajas: son baratos, divertidos, fomentan la amistad y el trabajo en equipo y se juegan al aire libre. Son perfectos para sacar a los niños y niñas de los dispositivos electrónicos y que interactúen con el entorno. Harán ejercicio, se relajarán y se reirán.

Estos juegos tradicionales para niños son perfectos para las fiestas de cumpleaños. En Cook & Play los usamos a menudo en nuestros talleres de cumpleaños. después de preparar su merienda, los peques juegan todos juntos y pasan una tarde estupenda.